Documental La guerrilla y la esperanza: Lucio Cabañas

Por Carlos Alberto Avila Peña

 

, maestro formado en escuelas rurales y en especial, en la escuela normal rural de Ayotzinapa en el estado de Guerrero, antes de ser maestro fue un individuo, un ser humano que al igual que muchos de sus vecinos y compañeros, enfrentaron las peores condiciones de vida y de miseria, que aún hoy, viven muchas comunidades no sólo en Guerrero, sino en muchos estados de la república.

A través del documental, conocimos la vida de quien posteriormente sería el célebre guerrillero, que puso en jaque al gobierno en todos sus niveles y que se vio como una amenaza para la integridad y la cohesión social, pero sobretodo , que el partido hegemónico logró imponer con base en duras represiones, específicamente en las décadas de los 60 y 70’s.

De viva voz de sus vecinos, familiares, amigos y compañeros de lucha, aprendimos un poco más del ser humano que fue Lucio Cabañas, la pobreza y las enormes dificultades que conlleva ser un , al igual que las motivaciones que le llevaron a tomar la decisión de levantarse en armas y formar un grupo guerrillero.

La constante represión, los asesinatos, los asaltos por parte de los brazos armados oficiales, colmaron a las comunidades guerrerenses. Conocimos acerca de la organización de los grupos guerrilleros y también, algo muy importante, el armado ideológico de la , que fue uno de los pilares que daban sentido a su organización y a su movilización. Eran guerrillas formadas por maestros rurales que buscaban mejores condiciones de vida para sus comunidades, convirtiéndose en guerrillas que buscaban conquistas anárquicas. Los discursos grabados de Lucio Cabañas, son una parte del sustento ideológico que daban sentido a una resistencia difícil y angustiosa.

El estado y los caciques locales vieron en la guerrilla una seria amenaza a sus intereses de grupo y de clase. La reacción no tardó en esperar y los asaltos por parte del Estado y de sicarios disfrazados fueron la afrenta con que el , encabezado por el , respondía a los guerrilleros, demostrando la incapacidad y el nulo interés que tuvo ese estado por intentar comprender y sobretodo, satisfacer, las necesidades y demandas básicas que se tienen en las comunidades y pueblos del interior de la república. Aun hoy esa ceguera existe dentro de nuestros gobiernos.

A Lucio Cabañas lo ejecutaron, intervinieron el movimiento; la traición es el medio por el cual el Estado logra su objetivo. Nunca hubo un intento por detenerlo y juzgarlo, como dictan las leyes mexicanas e internacionales; no era tiempo de juzgar y mostrar al mundo que aun en los años en que se jactaba de ser un país que se integraba a la liga de las naciones modernas, hubiera todavía tanta pobreza y miseria como para que guerrilleros alzaran la voz y mostraran al mundo la cruda realidad que tanto se ha empeñado en ocultar el estado mexicano. En 2014, desaparecieron a estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, la misma donde estudió Lucio Cabañas, y aun hoy, al igual que con Lucio, seguimos a la espera de que se haga justicia… No sabemos cuánto tiempo más pasará…

 

Ficha técnica:

Título original: : Lucio Cabañas

Año: 2005

Género: Documental

País: México

Dirección: Gerardo Tort

Guión:  Marina Stavenhagen

Música: Diego Herrera

Fotografía: Héctor Ortega, José Antonio Lendo, Gerardo Tort

Edición: Juan Carlos Solórzano, Gerardo Tort

Producción: Marina Stavenhagen y Gerardo Tort

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.