Loris Karius tuvo conmoción cerebral el segundo tiempo de la final de Champions

Luego del codazo de al portero del , jugó con conmoción cerebral, según un estudio médico practicado al jugador alemán.

El drama y la mala noche del portero del Liverpool, el alemán Loris Karius en la final de la Champions League ante el  pudo haber sido causado por un factor ‘externo’, reveló este lunes el diario deportivo Bild.

La información revela que el guardameta germano se sometió a un escaneo cerebral en el Hospital General y Spaulding Rehabilitation de Massachusetts cuyo resultado arrojó  que sufrió una conmoción cerebral tras la jugada al minuto 49 en la que el español Sergio Ramos le dio un codazo artero en el lado izquierdo del rostro que no fue señalado por el árbitro, justo segundos antes del primer gol merengue, anotado por Karim Benzemá gracias a un ‘aparente’ error suyo.

El siguiente ‘error’ en el gol de Gareth Bale al 64’ habría sido porque la visión de Loris Karius estaba seriamente afectada por la conmoción, afirma la publicación.

Después de la noche tan desafortunada principalmente para el jugador alemán de 24 años, la mayoría de las reacciones fueron duras críticas por los errores cometidos en la final de la . Loris Karius se había ganado el puesto de portero titular de Liverpool por encima del arquero belga Simon Mignolet, cuyo rendimiento fuera muy cuestionado por sus constantes y garrafales errores. Karius sin embargo también ha sido señalado por no cumplir aun el rol de un meta de sólidas garantías. 

Loris Karius se sometió al TAC cerebral en el Hospital General de Massachusetts para descartar alguna lesión luego de la agresión por parte de Sergio Ramos,   y fue ahí donde se descubrió su afectación en Kiev, lo cuál le restaría un poco de responsabilidad por lo sucedido en el juego contra el Real Madrid, pues se reveló que el futbolista sufrió de una conmoción cerebral tras recibir un codazo por parte del español, en una jugada que no fue apreciada por el cuerpo arbitral.

“Después de revisar cuidadosamente la película del juego e integrar una historia detallada, incluidos sus síntomas subjetivos presentes e inmediatamente posteriores al contacto, el examen físico y los parámetros objetivos, hemos llegado a la conclusión de que el Sr. Karius sufrió una conmoción cerebral durante el partido el 26 de mayo de 2018”, detalló el hospital en un comunicado.

Según los resultados de los análisis, Loris Karius pudo presentar inmediatamente después del golpe “una posible disfunción espacial visual”, lo que quizá fue factor para que el portero se equivocara en los goles que marcaron Benzema al 51′ y Gareth Bale al 83′, recordando que el primero fue tan sólo unos minutos después del duro golpe que sufrió el alemán y que basado en los resultados, sería uno de los momentos con mayor afectación visual para el portero.

Ante esto, una ola de comentarios se ha detonado, en especial de los fanáticos de Liverpool y que apoyaban a Karius en general, absolviéndolo de la culpa que se le impuso luego de “regalar” los goles en la final, aunque muchos no están contentos con este comunicado médico, pues acusan de poner “excusas” para que no acepte sus errores, acusaciones que van más allá de lo futbolístico y que muestran la rabia que aún existe desde aquella noche en Kiev.

Loris Karius actualmente se encuentra bajo un tratamiento médico con el que se espera mejore su condición actual; ha mejorado significativamente desde que recibió el golpe y bajo las indicaciones de los doctores se pronostica regresará a jugar muy pronto, sin tener algún contratiempo que se lo impida hacer de buena forma.

“Esperamos que continúe mejorando con el tratamiento y siguiendo los protocolos de actividad prescritos. Hemos dado importancia a la vigilancia y el énfasis en la seguridad en su eventual regreso a la actividad completa. Este es el único comentario que haremos en relación con este asunto. Todas las futuras consultas de los medios deben ser dirigidas a la Oficina de Prensa de Liverpool FC”, informaron los médicos.

Por otra parte, Sergio Ramos se ha caracterizado por ser un jugador violento (el más explusado en la historia de La Liga), el cuál constantemente atenta contra la integridad física de sus compañeros de profesión; minutos antes ya había lesionado a Mohamed Salah en una entrada que le provocó dislocación de hombro; un año antes, en la final contra la Juventus de Turín en Cardiff, el juego también se vio empañado por las duras y violentas acciones de Ramos, en particular una entrada contra Dani Alves, muy parecida a la que le realizó al jugador egipcio en Kiev.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.