Trump y Kim protagonizan un histórico apretón de manos

El histórico encuentro estuvo marcado por el compromiso de ambos mandatarios al firmar una declaración para el desarrollo de nuevas relaciones para «la promoción, la paz y la serguridad».

«Encantado de conocerlo, señor presidente», dijo Kim; «vamos a tener una gran discusión y será un gran éxito”, dijo Trump, previo a un encuentro cara a cara que duró unos 50 minutos en  –

El líder de , , y el presidente de , , protagonizaron un histórico apretón de manos este martes en la sede de la cumbre en Singapur, en momentos en que ambos buscan reducir las diferencias sobre cómo terminar con una disputa sobre el programa nuclear de Pyongyang.

Tras el saludo, los dos se dirigieron al salón donde se realizarán las negociaciones. Cabe señalar que Trump es el primer presidente estadounidense en reunirse con su contraparte de Corea del Norte.

«Encantado de conocerlo, señor presidente», dijo Kim mientras estaba sentado junto a Trump, frente a una serie de banderas norcoreanas y estadounidenses, sonriendo ampliamente cuando el mandatario republicano le ofreció un gesto de aprobación.

Con las cámaras de la prensa mundial concentradas en ambos, Trump y Kim ofrecieron una atmósfera inicial de amistad.

«Me siento realmente bien. Vamos a tener una gran discusión y será un gran éxito. Es un honor y tendremos una fantástica relación, no tengo dudas», expresó Trump.

«No fue fácil llegar aquí (…) Hubo obstáculos, pero los superamos para estar aquí», respondió Kim.

Trump, que lleva poco más de 500 días en la Casa Blanca, afronta uno de los momentos más importantes de su presidencia en el escenario internacional, donde ha disgustado a numerosos mandatarios, incluidos algunos de los aliados de Estados Unidos.

Trump, quien suele jactarse de su sentido de la negociación y de su instinto, aseguró que sabrá «desde el primer minuto» de su encuentro con el líder norcoreano si este está dispuesto a avanzar.

Mientras tanto, Kim Jong Un, que hasta este año no había realizado ninguna visita oficial al extranjero, lució muy desenvuelto ante las cámaras durante su encuentro con el primer ministro singapurense.

Antes del encuentro, el líder de Corea del Norte, que dirige uno de los países más herméticos del mundo, disfrutó de una salida por los lugares más emblemáticos de Singapur, visiblemente encantado.

Una de las peculiaridades del encuentro entre ambos mandatarios fue la recomendación de Donald Trump a su homólogo coreano de dar un giro inmobiliario a la nación norcoreana: «En vez de misiles, podrías tener los mejores hoteles del mundo», según reveló el propio Trump a periodistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.